Desde 1968, tres hermanos, Juan, José y Luis Criado, conocidos como “Los Píos” de Bailén, comenzaron una andadura dentro del mundo de la hostelería. Abrieron un bar en la calle María Bellido del municipio con el nombre de “El Melonero”. Poco tiempo permanecieron en este local, ya que dos años más tarde se trasladaron al Círculo, para volver a cambiar nuevamente su ubicación, veinticuatro meses después, a las instalaciones que todavía su ubicación, veinticuatro meses después, a las instalaciones que todavía mantienen en la ciudad: En la calle Las Huertas, “Los Píos” pusieron en marcha el Restaurante Ideal y comenzaron a trabajar como salón de bodas, ofreciendo también servicio de catering, organizando celebraciones sociales por numerosos pueblos de la provincia, como Guarromán, La Carolina, La Yedra e Ibros, entre otros muchos.

Desde aquella primera experiencia, siempre han contado con profesionales de la hostelería para servir en diferentes actos sociales, aunque decidieron ampliar horizontes y así llegó otra fecha importante para los tres hermanos: 1978, se hicieron cargo de la piscina municipal de Bailén, donde continuaron su quehacer, en un entorno mucho más fresco. Unos años después abrieron una nueva piscina en Mengíbar, donde continuaron trabajando en banquetes.

Hasta 1995, Juan, José y Luis Criado se mantuvieron unidos en la empresa, pero en esa fecha, los dos últimos decidieron regentar por separado el negocio de Mengíbar, donde, además, pusieron en marcha una discoteca que era y es punto de encuentro para los jóvenes. Por su parte, Juan, se hizo cargo, junto a sus tres hijos-José, Juan y Luis Ángel- de todo lo concerniente a Bailén. En este tiempo, no faltaron las continuas reformas en las instalaciones del Restaurante Ideal y la piscina para agradar mucho más a sus clientes.

Hace unos seis años, Juan Criado falleció y fueron sus tres hijos quienes se hicieron cargo plenamente del establecimiento. Ellos trabajan para ofrecer un servicio de calidad en todos los ámbitos del negocio: restaurante, cafetería, cervecería y banquetes.

Actualmente, en el Restaurante Ideal, regentado por los hijos de Juan Criado, trabajan unas diez personas. Unas plantillas que se incrementa cuando celebran banquetes y acontecimientos especiales.

Son bastantes los trabajadores que han sido fieles a este establecimiento (uno de los pocos que se encuentra en el centro de Bailén, ya que la mayoría está en el extrarradio), pero entre ellos cabe destacar a Efrén Muñoz. Desde muy temprana edad, comenzó a servir algunas de las mesas del Ideal Bar y, hasta ahora, lleva veintiocho años en la empresa, donde coincidió con su padre, Ángel Muñoz, quien también trabajó en el restaurante, pero que murió hace algunos años.

En la actualidad, los hijos de los fundadores de “Los Píos” están estudiando llevara cabo juntos nuevas iniciativas dentro del sector de la hostelería, con lo que una generación después de la separación de Juan con José y Luis Criado, podrían volver a reunirse.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Ya se han establecido cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio. Para saber como quitar este mensaje visita nuestra Política de Privacidad.

Acepto el uso de cookies en esta web